Elier Lizárraga

Culiacán, Sin.- En menos de una semana, en todo el territorio Sinaloense han sido encontradas, hasta el momento, cuatro fosas clandestinas en las que fueron enterrados 18 cuerpos en Mazatlán, 5 en Los Mochis y dos más en Culiacán.

El día de hoy se habla de una nueva fosa encontrada en Mazatlán, cuyo total de muertos enterrados todavía está por confirmarse.

Estas acciones no tienen nada que ver con acciones del gobierno, sino que se logró gracias al esfuerzo que realizan los grupos de rastreadoras que han surgido en todo el estado, quienes buscan a sus hijos desaparecidos y en el camino, a medida que van encontrando cuerpos, se van sumando más y más a su movimiento.

Esto es solo un síntoma del problema real: entre los años de 2006 y 2016, cuando en México se habían encontrado 2 mil fosas clandestinas, en Sinaloa se tuvo registro de por lo menos 139, según datos de los periodistas independientes Alejandra Guillén, Mago Torres, Marcela Turati en colaboración Quinto Elemento Lab obtenidos en 2018.

Sin embargo, de todos estos hallazgos la entonces Procuraduría General de la República reportó solamente 232.

Hasta 2018, Sinaloa era el estado número cinco en hallazgos de cuerpos enterrados de forma clandestina, superado por Chihuahua, donde se habían encontrado 194 fosas; Guerrero con 216; Tamaulipas con 280, y finalmente Veracruz, con 332 fosas.

Entierros en todo el estado

En dicho periodo, el territorio Sinaloense, Ahome fue el municipio donde se ha descubierto la mayor cantidad de restos humanos, así como mayor número de fosas, con un total de 70 cuerpos en 65 fosas.

Le sigue El Fuerte, con 25 fosas y 24 muertos. Luego Mazatlán 12 fosas y 31 cuerpos, Culiacán con ocho fosas y 13 cuerpos, Navolato con siete fosas y 10 cuerpos, y Guasave con cinco fosas y ocho cuerpos.

En San Ignacio fueron encontradas tres fosas en las cuales había cuatro cuerpos, igual que en Elota, y en Sinaloa se ubicaron tres fosas con tres cuerpos.

En Angostura fueron ubicadas dos fosas con cuatro cuerpos, en Choix se encontraron dos fosas clandestinas, pero no pudieron identificarse restos humanos, y finalmente en Salvador Alvarado y El Rosario se ubicó una fosa con dos cuerpos en cada municipio.

¿A dónde van?

Si los cuerpos no son identificados, les espera el mismo destino: terminan en las fosas comunes de estos lugares:

-Panteón 21 de Marzo, en la colonia 21 de Marzo, Culiacán.

-Panteón municipal Ángeles, ubicado en el poblado El Infiernito, Guasave

-Panteón Ciudad Altares, Salvador Alvarado

-Panteón municipal de Alhuey, Angostura.

-Panteón Jardín número 4, Mazatlán

-Panteón Villas de Ahome, panteón Centenario de Ahome y panteón

-Cerro Prieto, en Ahome.

Con información del sitio adondevanlosdesaparecidos.org