El escándalo estalló en la preparatoria José Vasconcelos, donde se les acusa de autocontratarse para instalación de obra eléctrica

Elier Lizárraga

Culiacán, Sin.- El diputado deferal del distrito 1 por Morena, Maximiliano Ruiz, y su esposa, Lorena Tamayo, delegada de Bienestar en Snialoa, protagonizan un escándalo de nepotismo y podrían ser demandados por malversación de fondos, amenazas e intimidación.

Todo esto tiene lugar en medio de las recientes revelaciones respecto a la preparatoria José Vasconcelos, de Mazatlán, cuya mesa directiva acusó que la directora, Martha Inés Medina, en contubernio con la anterior mesa directiva, incurrió en los delitos señalados.

La anterior mesa directiva era presidida por Lorena Tamayo, actual delegada de Bienestar en Sinaloa, quien contrató a Maximilano Ruiz, para realizar obra eléctrica en la escuela. En otras palabras, se estaban autocontratando.

El propio Maximiliano Ruiz admitió en su cuenta de Facebook haber realizado diversos servicios para la escuela.

Karla Victoria Campos, presidenta de la actual mesa directiva, dijo ayer a diversos medios de comunicación locales, explicó que denunciarán a la directora de la preparatoria ante la Fiscalía General del Estado y la Secretaría de Educación Pública y Cultura por dichos malos manejos.

Dicha situación se radicalizó al grado de que, durante el día de ayer, hubo varias manifestaciones en el puerto de Mazatlán